y que la onomatopeya reinante fuese un-Cascos de montar